Cómo es la preservación de la fertilidad de las personas trans

el

En el momento actual, un 0,7% de los/as jóvenes entre 13 y 17 años son diagnosticados de disforia de género. Tras el mismo se puede iniciar el procedimiento que les permitirá el cambio de mujer a hombre o viceversa. Pero, ¿sería posible preservar los gametos para un futuro? En este artículo nos centraremos en la posibilidad de que un hombre transgénero conserve sus óvulos: cuándo, cómo y para qué

En primer lugar, cualquier paciente varón que haya nacido con órganos sexuales femeninos debe ser informado de la opción de preservar sus óvulos, para así mantener la posibilidad en el futuro de tener descendencia con su propio material genético. El primer paso es tan obvio como necesario, y es que debe haberse dictaminado la disforia de género. A continuación, el paciente deberá realizar diferentes tratamientos, hormonales y quirúrgicos, que afectarán irreversiblemente a sus óvulos. Por ello es esencial darle una información tempana de las opciones para preservar su fertilidad.

De una manera breve y sencilla, la transición de mujer a hombre se realizaría siguiendo los siguientes pasos:

1.      Transición hormonal: implicaría, por un lado, interrumpir la producción de estrógenos anulando la función de los ovarios y, por otro, administrar testosterona a dosis adecuadas para que se desarrollen los caracteres masculinos

2.      Cirugía de reasignación de sexo: incluiría, entre otros, la extirpación de los ovarios conservando o no el útero

Médicamente, la preservación de los óvulos debería llevarse a cabo mejor antes de iniciar todo este proceso, ya que se desconoce el efecto que las altas dosis de testosterona podrían tener sobre la reserva ovárica; como alternativa se podría plantear una suspensión temporal del tratamiento de testosterona, aunque no menos de 3 meses. Por lo demás, el tratamiento de la preservación en sí sería similar al de otras indicaciones, es decir, una estimulación hormonal ovárica para el crecimiento de los folículos y, posteriormente, la punción de los mismos bajo sedación para recuperar los óvulos y vitrificarlos inmediatamente después.

Otra opción, actualmente más teórica que real, consistiría en recuperar los óvulos, sin estimulación hormonal previa, e intentar madurarlos en el laboratorio (la denominada maduración in vitro). Esta ultima estrategia se ha utilizado ya obteniendo los óvulos directamente de los ovarios el día de la extirpación de los mismos, con resultados dispares.

Dado que el objetivo primordial de la preservación sería poder tener descendencia biológica en el futuro, las opciones a este respecto podrían ser:

–          Gestación propia: viable a priori si en la cirugía de reasignación de sexo se conservó el útero. Sin embargo, se desconocen los posibles efectos negativos que podrían tener sobre éste las dosis altas y mantenidas de testosterona

–          ROPA (siglas de Recepción de Óvulos dentro de la PAreja): en caso de tener pareja mujer

–          Subrogación uterina: aún no legal en España

Por último, es importante señalar que en el momento actual no disponemos de un marco legal específico para todos estos procedimientos y, además, la disforia de género  suele diagnosticarse en la adolescencia, antes de alcanzar la mayoría de edad legal. Es por ello necesario que cada caso sea estudiado de forma individualizada para aprobar y autorizar cada procedimiento por un juez o el organismo competente.

Fuente: Revista Oveja Rosa, Portal Diverso Ecuador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s