#Argentina|Proyecto de #LeyVIH: a punto de perder estado parlamentario por tercera vez

el

Por tercera vez el proyecto de ley de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS está por perder estado parlamentario. Así lo denuncian activistas que desde hace tiempo reclaman a la cámara de Diputadxs su urgente tratamiento.

Por tercera vez el proyecto de ley de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS está a punto de perder estado parlamentario. Así lo denuncian activistas que desde hace tiempo reclaman a la cámara de diputados su urgente tratamiento. Si bien en las comisiones obtuvo dictamen favorable, al terminar el período de sesiones ordinarias, ahora se le reclama al Poder Ejecutivo lo incluya en las posibles extraordinarias para su tratamiento en las próximas semanas.

Con la finalización de la prórroga de las sesiones ordinarias la única opción que resta sería que el Poder Ejecutivo lo incluyera en las sesiones extraordinarias a realizarse en enero y febrero del año próximo. Desde el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH y la Hepa-Red Argentina están circulando un pedido al presidente Alberto Fernández para que no deje caer la propuesta. 

Si el presidente no lo incluye en las sesiones extraordinarias (el proyecto) está a punto de perder estado parlamentario. ¿Qué significa esto? que no se va a poder tratar en este período de sesiones, va tener que volver a ser presentado el año que viene”, explica desde sus redes Matías Muñoz, presidente de la Asociación Ciclo Positivo

Por qué necesitamos una nueva ley VIH e ITS

En cada marcha alguien más nos falta. Nos faltan amigues en la mesa. No están más en las redes sociales. No les vamos a poder escribir y esperar una respuesta. Aunque ignoren el sida, la tuberculosis y la hepatitis, estas situaciones de salud siguen cobrándose vidas. Y una vez más la responsabilidad es de ellxs.

Como ya sucedió en 2016 y en 2018, el proyecto para una nueva ley de VIH, hepatitis, tuberculosis e ITS (Infecciones de Transmisión Sexual) puede morir sin ser aprobado. La ley actual es de 1990, en su momento fue pionera pero hoy quedó incompleta y vetusta. Hace 31 años las urgencias eran otras. Por ejemplo: no se pensaba que niñes con VIH vivirían mucho tiempo. Se necesita una nueva ley que contemple sus derechos. Pero por tercera vez les dijeron que no.

Uno de mis más grandes miedos al momento de recibir mi diagnóstico VIH+ fue no poder conseguir trabajo por esto. Durante años solo me presenté en empleos informales. El proyecto de ley que este 31 de diciembre cae se lleva consigo la posibilidad de implementar más rotundamente la prohibición de los test preocupacionales que se siguen haciendo.

“Se desconoce que es una ley que legisla sobre 4 situaciones de salud. Que brinda garantías de acceso a la salud y derechos.Que significará mayor calidad de vida para las personas que hoy tengan estas situaciones de salud o que puedan tenerlas en el día de mañana”, explica María Eugenia De Feo Moyano, presidenta de la Fundación HCV Sin Fronteras, que activa en temas de hepatitis.

En Argentina, según esa organización, más de 500 mil personas padecen Hepatitis B o C, y no existe un marco legal que las contemple. “Las hepatitis B y C en nuestro país siguen siendo enfermedades sub diagnosticadas. No se ofrece el diagnóstico en forma habitual en la consulta médica y cuando se accede al mismo, muchas veces, las burocracias propias de nuestro país hacen que el conocimiento de la enfermedad hepática sea tardío, con todas las implicancias que eso conlleva”, dice.

El proyecto nunca había llegado tan lejos como en 2021

“Si hay una razón por la cual el proyecto no obtuvo la media sanción no es por no haber alcanzado el consenso político. Es más bien por una falta de puesta en agenda del tema”, explica Matías Muñoz presidente de la Asociación Ciclo Positivo. Es que el proyecto ya tenía el aval de las comisiones de trabajo en Diputadxs, habiendo avanzado más que las dos veces anteriores, sólo restaba ser tratado en cámara. 

Qué plantea el nuevo proyecto de ley VIH e ITS

El nuevo proyecto pierde estado parlamentario teniendo una propuesta superadora de la ley actual. Contempla derechos humanos, una mirada de género, busca poner foco en determinantes sociales y la eliminación del estigma. Incentiva la producción nacional de medicación e insumos médicos, propone el trabajo interministerial junto a organizaciones de la sociedad civil y científica. 

“Hay una cuestión de mezquindad política de pensar que esto no es un tema prioritario, que ya pasó o que es un tema menos. Lamentablemente el sida todavía mata”, explica Matías Muñoz. En una carta reciente que desde el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH y la Hepa-Red Argentina enviaron al presidente Alberto Fernández denunciaron que en estos seis años desde que se presentó el proyecto por primera vez: 15.000 personas fallecieron a causa del VIH y las Hepatitis Virales. Hubo 28.800 nuevos diagnósticos de VIH, 12.600 nuevos diagnósticos de Hepatitis Virales y 65.000 nuevos diagnósticos de Tuberculosis.

40 años de sida

Este 2021 el sida cumplió 40 años desde su primera alerta en Estados Unidos, ese tiempo donde se lo pensaba como un “cáncer gay”. Cuatro décadas después seguimos exigiendo y nos siguen negando derechos humanos básicos. En épocas de nuevas pandemias, la sociedad entera decide olvidar su historia y desaprenderse. Porque este proyecto de ley que pierde estado parlamentario no solo habla de VIH, hepatitis virales, tuberculosis y hepatitis. Habla de un sistema de salud entero, de producción nacional, de acceso a la salud, de derechos, es un esfuerzo colectivo que busca la dignidad que hace tantos años nos deben.

Durante mucho tiempo los diputados demoraron el tratamiento en comisiones del proyecto, ahora el Poder Ejecutivo omite la urgencia de debatirlo, y este 31 de diciembre volvemos no a cero, sino a menos, a la posibilidad horrible de muchas vidas menos. 

Se siguen muriendo personas por sida y hepatitis

“Volver a trabajar en el 2022 para volver lograr los consensos necesarios. Y realmente se trata de convencer no solo a la dirigencia política sino a la sociedad de que este proyecto es urgente y que es inadmisible de que se sigan muriendo personas por enfermedades relacionadas al sida y las hepatitis”, explica Muñoz. 

“Desde la sociedad civil seguiremos como siempre ayudando a las personas con hepatitis crónica a lograr el acceso a un sistema de salud que los expulsa permanentemente. Solo en 2018 fallecieron más de 5000 personas”, agrega De Feo.

Es fin de año y brindamos por la memoria de quienes no están, por la fuerza de quienes quedamos y seguimos luchando. Por el fin de las pandemias pero también de la mezquindad. Hoy brindamos -y activamos- por llegar con vida a la cura.

Fuente: Agencias Presentes, Portal Diverso Ecuador.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Patricia Felipe dice:

    Soy Patricia, contraje el VIH en 2015 y un médico me dijo que no hay cura posible para el VIH. Empecé a tomar mis ARV. Mi recuento de CD4 era muy bajo. Vi un sitio web del Dr. Oyenoye y también vi muchos testimonios sobre el Dr. Oyenoze sobre cómo usa las medicinas a base de hierbas para curar el VIH. Me puse en contacto con él y le conté mis problemas, me envió el medicamento a base de hierbas y lo tomé durante algunas semanas, luego fui a un chequeo y fui Negativo. el medicamento no tiene efectos secundarios, no hay una dieta especial al tomar el medicamento visite el sitio web del Dr. Oyenoye: droyenoyeherbalcur.wixsite.com/herb

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s