Saltar al contenido

#Argentina| Nació «La Coty», primera cooperativa trans de Santa Fe

La primera cooperativa trans de Santa Fe es Textiles La Coty y está conformada por María Muñoz, Morena Vallejos, Verónica Velocci, Sol Narbonne, Mateo Banegas y Victoria Stéfano. Hacen serigrafía en tela y se encuentran en una etapa formativa con el objetivo de diversificar sus producciones. La iniciativa surgió en reuniones de la Mesa Trans Santa Fe el año pasado, donde comenzaron a gestionar los equipos que necesitaban para trabajar. Las disparadas del dólar generaron demoras y angustias, pero finalmente los equipos llegaron y está todo listo para arrancar.

En relación a la conformación del equipo, Victoria Stéfano, una de las integrantes de La Coty e integrante de Periódicas señaló: «La idea es primero formarnos nosotres y luego ampliar las bases productivas, para poder sumar más compañeros y compañeras».  Sobre el trabajo que llevan adelante, detalló: «Inicialmente la producción va a ser de todo lo que sea serigrafía en tela. La idea es comenzar con eso y después ir viendo formas de financiarnos no solo para ampliar la base productiva sino también para diversificarla. Producir más en el ámbito de lo textil, pero también ir más allá y pensar en otros espacios productivos.Creo que desde este piso inicial las posibilidades son infinitas. Aunque entendemos que es responsabilidad del Estado la creación de empleo ya que posee los recursos y las herramientas».

«De momento nos encontramos en una etapa formativa. Estamos aprendiendo la técnica. Pero en breve esperamos poder empezar a producir. La idea, más allá de los encargues que nos puedan hacer, es trabajar al mismo tiempo una línea de productos con una impronta propia, con consignas nuestras, y también estamos encarando ese proceso creativo. Aún no tenemos cuentas en las redes sociales, pero por lo pronto para conocer más del proyecto o por cuestiones comerciales pueden contactarse al (342) 154768989», agregó Victoria.

Sobre lo que significa este emprendimiento en Santa Fe, analizó: «Para nosotres ser la primer cooperativa trans en la ciudad no implica mucho más que mostrar las posibilidades a las que se nos restringe el acceso. El trabajo cooperativo, y la economía popular surgen como alternativas al fracaso de un sistema. Un sistema que expulsa, que niega y que margina. En nuestro caso, por ser personas trans, pero por ser personas trans empobrecidas y de barrios populares. Entendemos que está situación estructural es reversible, pero con las herramientas que tiene el Estado. Y que sí, va a llevar muchísimo tiempo, y seguramente no abrace a todos, todas y todes. Pero acá está la organización popular, una vez más, mostrándole a los Estados en qué sentido se debe avanzar para comenzar a reparar los horrores que por omisión o por acción directa ha perpetrado y continúa perpetrando hacia nuestra población».

La Coty, contra la violencia policial

Al ser consultada por qué eligieron darle ese nombre a la cooperativa, Victoria señaló: «El nombre es por Fernanda «Coty» Olmos, una mujer trans de barrio Alfonso asesinada en septiembre de 2015. La Coty es un poco la síntesis de todas nuestras banderas: una vecina de barrio, trans, con un fuerte compromiso territorial e inundada. Entre las travestis era famosa por enfrentarse a la policía durante la vigencia de los códigos contravencionales, y entre sus vecinos era muy querida por las redes solidarias que había tejido durante la inundación. En pocas palabras, una Trava corazón. Y elegimos su nombre por eso. Porque entendemos que reivindicar la memoria de nuestras compañeras, víctimas de travesticidios, como la Coty, es seguir exigiéndole al Estado justicia, por ella y por todas».

Consultada en torno al camino que emprendieron para la conformación de la cooperativa, Victoria recordó: «Como Poderosa -por su militancia en la agrupación villera que lleva ese nombre- ya hace un tiempo que nos habíamos puesto el objetivo de la incorporación de personas trans a nuestros espacios cooperativos ya constituidos. De hecho, se incorporó al estatuto orgánico de nuestras cooperativas que se priorice el ingreso de personas trans a los espacios productivos; fue un consenso orgánico sin discusión. Entendimos que frente a la desidia estatal poner a disposición esas herramientas es paliar la situación de emergencia en la cual se encuentra la población al mismo tiempo que exigimos a los gobiernos provinciales, municipales y al nacional cumplir con sus obligaciones en cuanto a la deuda histórica que tiene para con la comunidad trava-trans. Este espacio en particular surge como idea durante una reunión de la Mesa Trans de Santa Fe, en el medio de las discusiones por el proyecto de cupo laboral provincial que aún no había sido aprobado en ese momento. Comenté esta línea que nosotres a nivel nacional veníamos laburando, y algunes compas se re prendieron. Y así nació La Coty».

«Sostenemos que la ley provincial, así como la ordenanza municipal, sin reglamentación acorde y pensada con y para nosotres, no es más que letra muerta. Mientras en otras provincias y localidades diputades, senadores y senadoras, concejales y concejalas han incorporado a sus equipos de asesoría a personas trans, Santa Fe sigue manteniendo su récord de políticas cis pensadas para personas trans. Y ahí radica el problema fundamentalmente. En el Concejo de Rosario hay personas trans asesorando concejalas y concejales. ¿Y acá? ¿Quién será el primero o la primera que dé el paso? ¿Hasta cuándo nos vamos a seguir conformando con corregir los desastres que hacen como lo hicieron con el cupo trans municipal?», se preguntó Stéfano.

Y lamentó: «Actualmente, y afortunadamente, la reglamentación de esa ordenanza está en revisión. Mientras la gestión de Cambiemos salió a publicitarse con la aprobación del cupo trans en la ciudad, nos entregaba una ordenanza con un cupo de cinco practicancias, sin obra social, sin aportes jubilatorios, sin vacaciones, sin un solo derecho laboral. Una ordenanza de precarización de un colectivo históricamente marginado. Y todavía se atrevían a hacer publicidad con eso y sacarse fotos con las travas a pura sonrisa. Hoy la situación es otra, está sometida a revisión la forma en la que se aplicó la ordenanza que no fue nada transparente, para definir cómo laburarla de acá en más. Y no esperamos menos que contratos, acordes a los convenios colectivos de trabajo, que es en término lo que dice la letra de esa legislación municipal. La flexibilización y la precarización no son opciones».

«En tanto en la provincia aún no hay demasiada información de qué piensan hacer con la ley aprobada el 31 de octubre pasado. Siguen muy concentrados en la aprobación de su paquete de leyes de necesidad pública. Mientras tanto, nosotres seguimos acá, atravesadas por la necesidad pública, de vivienda, de acceso a la educación, de acceso a la salud, de acceso al trabajo; organizándonos para hacer, lo que ellos no están haciendo. ¿Será que otra vez tendremos que salir a marcarle los plazos a los gobiernos municipal y provincial, como se lo hicimos a la legislatura durante dos años consecutivos? A mí no me cabe duda de que sin respuestas urgentes y acordes, nos van a encontrar en la calle, tomando las medidas que sean necesarias, las veces que sean necesarias», concluyó.

Fuente: Agencia Presentes, Diverso Ecuador

Anunciante Ver todo

Somos los anunciantes de nuestros clientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s