Saltar al contenido

13avo de la Serie de Reportajes Positivos de las Integrantes de Silueta X / 13th Series of Reports Positive Members Silueta X

Rubí, la diseñadora de modas que venció sus miedos

Tomado del Diario Extra: http://www.extra.ec/ediciones/2011/07/07/especial/rubi-la-disenadora-de-modas-que-vencio-sus-miedos/

Pese a la discriminación ha logrado trabajar en almacenes de confecciones de ropa. Aspira a tener su propia fábrica para ayudar a sus compañeras.

Rubí Eras se especializó como tecnóloga en diseño gráfico en la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).
 

La joven trans espera que una fábrica de ropa la contrate

Germania Salazar, Guayaquil

Rompió la barrera de la discriminación. Rubí Eras o más conocida como “Chocolatito”, por su color de piel, es una diseñadora de ropa y creativa de la moda en Guayaquil.
Graduada de tecnóloga en diseño gráfico de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), esta trans, de 24 años, ha trabajado como modista en algunas fábricas y empresas de venta de ropa.
Rubí también recibe costuras de clientes que buscan sus hábiles manos y su creatividad para la confección de vestidos. “Me gusta ser creativa”, dice “Chocolatito”, quien asegura hacer realidad todo lo que observa en los figurines de ropa.
Se define como paciente y tranquila, que prefiere mantener la distancia con las personas problemáticas. Está enamorada, tiene novio de nacionalidad española a quien conoció a través de Internet y con quien piensa casarse.
Hace dos meses se inyectó botox en la frente para ocultar una  protuberancia arriba de las cejas.  En dos meses se pondrá implantes de silicona en sus pechos.

Los duros inicios
Rubí se crió en la ciudadela Guangala, ubicada al sur de la ciudad. Su madre labora como artesana y su padre es un militar del Ejército. Ella es la segunda de tres hermanos. “Nunca me sentí hombre. Desde los  tres años  recuerdo  me ponía una bata y una toalla en la cabeza para actuar como una mujer ante el espejo”.
Pero su camino no fue fácil. En la época de estudiante un profesor la puso frente a sus compañeros, para ridiculizarla. El docente le dijo que “tenía las pestañas muy largas y tupidas con las que mataba a la gente”, entre otras cosas, burlándose de ella.
No salía al recreo, prefería quedarse en el aula estudiando o adelantando sus tareas.
Durante la etapa de la pubertad, no tuvo la confianza y determinación necesaria para decirle a su mamá que era gay.
Pero lo hizo cuando cumplió 18 años, luego de una discusión con su progenitora. Solía salir a la calle con una mochila en la espalda, en la que llevaba los vestidos para cambiarse en la casa de una amiga. Pero una vez su madre al sospechar de lo que escondía en el bolso y le  gritó: “quítate la máscara”. Rubí regresó e ingresó a la habitación de su mamá para decirle la verdad. “Ella se puso tan mal, porque era homofóbica”, señala.
Fue llevada por su madre donde un sicólogo. “Ella creyó que  quería recobrar la masculinidad al decirle que me sentía mujer”. El profesional la aconsejó que convenciera a su mamá para que la aceptara como una hija.
“No fue fácil aceptarme, porque crecí en medio de los conceptos errados de mis familiares, siempre decían que todos los homosexuales terminaban en la prostitución o muertos de sida”, indica   “Chocolatito”.

Peleas por el espejo

Confiesa que por su femineidad y por mirarse mucho al espejo tuvo roces con su hermana mayor a quien quiere mucho.
Las peleas son porque  la  trans se preocupa mucho por verse muy femenina, tanto que un día alguien dijo que Rubí era más guapa que su hermana.
Esta imprudencia generó que la relación entre las consanguíneas se resquebrajara. Pero hoy Rubí es tía de una bebé a quien adora y debido a esto, la  relación con su hermana mayor ha mejorado.

__________________________________________________

Ruby, the fashion designer who overcame their fears

Despite the discrimination has been working in garment stores.Aims to have its own factory to help their fellow

Taken of  “Diario Extra”http://www.extra.ec/ediciones/2011/07/07/especial/rubi-la-disenadora-de-modas-que-vencio-sus-miedos/

Germania Salazar, Guayaquil

He broke the barrier of discrimination. Eras Ruby, better known as “Chocolatito” for its color, is a clothing designer and creative fashion in Guayaquil.
Technologist graduate in graphic design from the Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL), this trans, 24, has worked as a seamstress in some factories and businesses selling clothes.

Ruby also gets customers looking stitching his deft hands and creativity to making clothes. “I like being creative,” says “Chocolatito”, who claims to realize everything you see in the costumes of clothing.

Is defined as a patient and quiet, preferring to keep the distance with people problems. She’s in love, has a Spanish boyfriend she met through the Internet and who plans to marry.

Two months ago, was injected botox in the forehead to hide a bulge above the eyebrows. In two months, will silicone implants in her breasts.

The hard start 

Ruby grew up in the citadel Guangala, located south of the city. His mother works as an artisan and his father is a soldier of the Army.She is the second of three children. “I never felt man. Remember the three years since I put on a robe and a towel on his head to act as a woman in the mirror. ”

But his path was not easy. At the time a student teacher placed in front of their peers, to ridicule. The teacher said he “had very long eyelashes and bushy with those kill people,” among other things, mocking her.

He did not leave for recess, preferring to stay in the classroom studying or advancing their work.

During puberty, he had the confidence and determination to tell his mother he was gay.

But he did when he turned 18, after an argument with his mother. I used to go out with a backpack, which had clothes to change into the home of a friend. But once his mother to suspect that hidden in the bag and shouted, “Take off your mask.” Ruby returned and joined his mother’s room to tell the truth. “She got so bad, because he was homophobic,” he says.

She was taken by her mother to a psychologist. “She thought he wanted to regain masculinity by saying that I was a woman.” The practitioner advised her to persuade her mother to accept her as a daughter.

“It was not easy to accept, because I grew up in the middle of the misconceptions of my family always said that all homosexuals end up in prostitution or dead from AIDS,” says “Chocolatito.”

Fighting in the mirror 

She confesses that her femininity and look in the mirror was much friction with his older sister who loves her.

The fights are because the trans is very concerned about being very feminine, so that one day someone said that Ruby was prettier than her sister.

This negligence led to the relationship between the inbred cracks.But Aunt Ruby is now a baby to love and because of this, the relationship with her older sister has improved.

Categorías

Comunidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s